Ahorre costes energéticos & invierta en el futuro

ABC DEL AISLAMIENTO TERMICO

Conductividad térmica Lamdbda (W/mk), es la propiedad para caracterizar el comportamiento térmico del material dado, cuando menos es mejor aisla. Las conductividades térmicas de materiales aislantes se situan en valores Lambda entre 0,025 y 0,065 W/mk.

Resistencia térmica R (m²K/W) es la inversa de la conductividad térmica, es decir cuando mayor es, mas aisla.

Transmitancia térmica U (W/m²K) en un cerramiento típico es la suma de las resistencias térmicas R de cada componente o capa. Con ello podemos valorar estructuras multicapa.

Resistividad a difusión de vapor "u" es una característica material importante para valorar si exist o no riesgo de humedades generadas por el punto de rocío. En el mercado existen aislantes "higrotérmicos", es decir con un factor u elevado, por lo que se considera que tienen una barrera de vapor incluida.

Espesor de la capa aislante "e" es un valor fundamental a determinar por un técnico cualificado. Si disponemos de un espesor insuficiente, aparte de incumplir la normativa, existe un riesgo de fomentar condensaciones intersticiales.

Método de Glaser, es un diagrama, mediante el que se comparan presiones de vapor y presiones de saturación. Con este método se puede evaluar si el aislamiento propuesto es el adecuado o se requiere una barrera de vapor, y se puede calcular si existe riesgo de condensación intersticial.

Puente térmico: Punto en los que se interrumpe el aislamiento, por ejemplo paso de barandilla o paso de un elemento estructural, por ejemplo una losa. Aquí existe el riesgo de formación de moho, si no se toman medidas en el aislamiento.

Resistencia al fuego: Otra característica importante que por normativa tiene que cumplir el aislamiento previsto. Existen las siguientes EUROCLASES: A1, A2, B, C, D y E

Resistencia mecánica el aislamiento: En los aislamientos horizontales, en función del uso transitario que se le vayan a dar, deberá preverse una resistencia mecánica determinada.

Toxicidad de materiales aislantes: Existen materiales aislantes que por su toxicidad en la elaboración o manipulación en nuestra opinión no nos parececen recomendables, especialmente si las personas que los manipulan no llevan las proteccines adecuadas. Nosotros trataremos de recomendar siempre productos ecológicos que no dañen a personas o el medio ambiente.

Humedad: La conductividad de un material aislante depende de la presencia de humedad y por tanto de su resisitividad. Asi como el aire es un buen aislante, el agua no lo es, aumentando 25 veces su conductividad. Por ello hay que garantizar que el aislamiento propuesto esté bien protegido contra humedades, incluso intersticiales o en caso contrario tenga una resistividad alta.

Condensaciones intersticiales: La difusión de vapor comienza en el momento en que hay diferencia de presión entre dos puntos. Normalmente en el ambiente interior de los edificios la presión es mas elevada con presencia de diversas fuentes de humedad. Dicha presión de vapor puede aumentar en función del gradiente de temperaturas que existe entre el exterior y el interior de la vivienda, con el límite del nivel de presión de saturación. Una vez llegado a este límite comienza la condensación, nos encontramos con el punto de rocío. Si ese punto constructivamente se ubica en un entorno ventilado o cerrado del sistema, pueden crearse condensaciones intersticiales, pudiendo derivar estas en pérdidad de capacidad de aislamiento, humedades, o presencia de moho.

Certificación energética de edificios: Etiqueta que debe llevar todo edificio nuevo por Real Decreto 47/2007 del 19 de enero, y que certifica entre A, B, C, D, E, F y G la eficiencia energética. En Europa se está exigiendo ya la certificación de antiguos edificios mediante el "pasaporte de edificios"